03

¿TRANSFORMACIÓN DIGITAL O MENTAL?

Desde inicios del siglo XXI se vive una explosión en el desarrollo de la tecnología que ha hecho que surjan miles de términos y tendencias orientadas a “transformar” digitalmente los negocios y adaptarlos de la manera más efectiva posible al nuevo mundo globalizado y, para bien o para mal, altamente dependiente de la tecnología.

Pero una verdadera transformación no está en los softwares o en la maquinaria de última tecnología con la que se equipe una organización. La verdadera transformación es mental y en Agencia Watson hemos transformado nuestro mindset en tres aspectos:

  • Respecto al fracaso. Aprendimos a avergonzarnos de nuestros errores y a temerle a todo lo que no oliera a éxito. Es tiempo de cambiar de idea. Ya no le tenemos miedo al fracaso porque este crea experiencias de aprendizaje enriquecedoras. Fracasar no es el problema, el problema es no aprender nada de las situaciones fallidas y enfrentarse a los mismos escenarios cometiendo errores idénticos otra vez.
  • Respecto al aprendizaje. Este es un concepto en evolución que, lamentablemente, ha sido sesgado hacia lo cognitivo y asociado a los procesos mentales puramente lógicos. Sabemos que hay diversas experiencias de aprendizaje y que aprender no es solo memorizar datos, aprender es percibir estímulos y relacionarlos para conocer el mundo y adaptarse a él.
  • Respecto a lo digital. La transformación digital en términos de maquinaria o implementos técnicos es inevitable, pero ello requiere un cambio en la forma de pensar orientado hacia la innovación que, curiosamente, muchas veces hace uso del método del ensayo – error para lograr sus más grandes progresos. Valoramos mucho habilidades como aprendizaje constante, tolerancia al fracaso, rapidez de respuesta, adaptación y capacidad de análisis.

En Agencia Watson, tomamos la transformación digital como un proceso, no como un objetivo, por eso: (1) nos mantenemos en constante aprendizaje porque las tecnologías se actualizan cada día y lo que sabemos hoy, es obsoleto mañana; (2) somos innovadores y miramos las cosas de forma diferente porque así como el entorno cambia, nuestra forma de interpretarlo y adaptarnos a él, también; (3) y nos deshicimos del miedo a fallar porque eso nos impedía lanzar las ideas más atrevidas.